¿Cuándo recomiendo acudir a la consulta de un psicólogo?

 

Cuando la persona presente algunos de estos síntomas:

  • tristezaapatía y/o falta de ilusión .
  • diálogo interior (pensamientos) mayoritariamente negativos.
  • percepción amenazante de nuestro entorno (familiar, laboral) y nos sentimos poco comprendidos.
  • todo nos sale mal y pensamos que las cosas no se pueden cambiar.
  • el miedo se apodera de nosotros. 
  • estrés: insomnio, problemas digestivos, cardiovasculares, sexuales y sentimos que el origen es ansioso o nervioso.
  • ansiedad generalizada o anticipatoria.
  • incapaces de mantener una comunicación fluida con los demás, sin desplantes, gritos y agresiones.
  • disfunciones como la falta de deseo sexual, la imposibilidad de disfrutar de la pareja.
  • adicción: alcohol, droga, juego, internet, móvil...

En cualquiera de estas situaciones es necesario visitar a un psicólogo para reencauzar tus patrones de conducta y mejorar tu bienestar personal y emocional. 


terapia

¿En qué consiste la terapia desde mi modelo de trabajo?

 

En la primera visita, explico en qué consiste la terapia para generar el marco de confianza, libertad y confidencialidad, imprescindible, para que las sesiones de trabajo tengan el resultado deseado.

 

Es fundamental que la relación entre paciente y terapeúta sea clara y cómoda. El paciente debe sentir en todo momento que está en buenas manos y confiar en la profesionalidad del psicólogo.

 

En general, podríamos decir que existen las siguientes etapas en el proceso terapeútico:

  • Exposición de la situación del paciente. En esta fase es muy importante la recopilación del máximo de información posible, no sólo la narrativa, sino también la emocional; la que expresa la persona al revivirla, identificar su tono emocional. La contención y comprensión que ofrece el profesional es fundamental para que la persona empiece a confiar en la terapia. 
  • Diagnóstico y evaluación. Con la toda la información recopilada se emite un diagnóstico y se empieza a trabajar para reparar el dolor y malestar de la persona. Lo importante es identificar el problema para encontrar una solución, más que poner una "etiqueta" sobre qué nos sucede. Mi premisa es que trabajo con personas, no con síntomas.
  • Trabajo en las sesiones y trabajo personal. Durante las sesiones, se ofrecen herramientas y recursos para afrontar de forma distinta la situación que está viviendo la persona, una nueva mirada. El paciente aprende a usar esta nueva mirada, a emplear estos nuevos recursos y a llevarlos a su vida cotidiana. El trabajo individual, "los deberes" que pongo en cada sesión son fundamentales para su mejora.

Temas que se pueden abordar en terapia

  • AUTOESTIMA. La autoestima afecta al ámbito personal, relacional y profesional. Es la base sobre la que construimos. Una baja autoestima puede ser la causa de desequilibrio.
  • Problemas derivados de las relaciones de pareja: rupturas, divorcios, infidelidades, comunicación.
  • Problemas relacionados con el trabajo: estrés, problemas de autoestima, dificultad de relacionarse con los demás, desmotivación y orientación profesional, dificultad para gestionar el tiempo adecuadamente.
  • Problemas de depresión, ansiedad, miedos, inseguridad entre otros.

¿Cuánto dura la terapia?

 

En función del diagnóstico sugiero una pauta de visitas o dejo en manos del propio paciente el establecimiento del cronograma. Es fundamental que la persona se involucre en su proceso de mejora, cumpla con sus compromisos terapeúticos y con las pautas recomendadas.

 

La terapia dura hasta que la persona siente que ya está recuperada, pero sobretodo, cuando es consciente que tiene incorporadas las herramientas y recursos que le permitirán afrontar otras situaciones vitales desde una posición más sana.

 

Lo que más me satisface a mí, como psicóloga, es dar el alta a mis pacientes.

 


 

Consulta privada

 

Solicita visita por teléfono 659 665 808, a través de correo electrónico cb@carmebrit.net o del formulario de contacto.