¿Qué te dices a ti mismo?

Desde que nos despertamos hasta que nos acostamos nuestro pensamiento no para.

 

Ideas, pensamientos, órdenes, valoraciones, se suceden uno tras otro y en este diálogo interno con nosotros mismos en ocasiones surgen algunas afirmaciones que lejos de facilitarnos la vida nos la complican terriblemente.

 

Por ello, es importante poner atención a qué te dices a ti mismo. 

 

Te animo a hacer un ejercicio que precisa un cierto grado de atención por tu parte pero te ayudará enormemente y te servirá a aumentar tu conciencia en relación al lenguaje.

 

Fíjate y anota en una libreta cada vez que te descubras diciendo o pensando:

 

FRASES EN NEGATIVO

 

- no puedo

- no me saldrá

- es demasiado para mi

- seguro que no me sale

- para que voy a hacerlo

- soy un desastre

- no sirvo

- es inútil que lo intente y otras afirmaciones similares.

 

Una vez registradas estas afirmaciones conocerás qué mensajes estás mandando a tu cerebro y cómo lo estás predisponiendo a actuar y a tener resultados no deseados.

 

El siguiente paso es cambiar tu lenguaje. Cada vez que vayas a decirte una de estas afirmaciones transfórmalas en positivo.

 

FRASES EN POSITIVO

 

- lo pruebo

a ver que tal me sale

- daré todo lo que esté en mi mano

esta vez me saldrá

lo haré porque esta es la definitiva

soy humano y unas veces sale bien y las otras aprendo

conozco mis puntos fuertes y mis aspectos a mejorar

sea cual sea el resultado me servirá para mejorar…..

 

Ahora sólo queda una cosa: practicar, practicar y seguir practicando.

 

Muchas gracias por tu atención y te animo a compartir tu opinión y/o experiencias al respecto.

 

Un cordial saludo y feliz otoño!

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0